Técnicas de estudio, concentración, memoria, comprensión, y desarrollo de habilidades mentales

Enseñanza de Técnicas para el Estudio y Desarrollo de Habilidades Mentales

Página de inicio Artículos de educación mental Recomendaciones breves de educación mental Cursos de educación mental Sección de Mensa Argentina Libros recomendados Enlaces con sitios de interés

Agregar a favoritos 

Sección para comunicarte con nosotros Suscripción al newsletter gratuito Presentación y propuesta

Ser tu página de inicio

          Mapa del sitio

 

Tips de Educación Mental (TEM)

     

Zona de Humor, Juegos y Concursos

 

 

Ejercicios de entrenamiento mental

 

 

 

 

Tensando el arco

 

Para alcanzar un mejor desempeño mental necesitamos desarrollar el poder de la atención como de la intención y, paralelamente, despejar el terreno para que actúe la intuición. Nuestra conciencia, debido a que se liga a todo aquello de lo que nos percatamos, opera en los tres aspectos mencionados y es apoyándote en esto que te proponemos una forma de actividad que notarás que amplifica a tus capacidades casi inmediatamente. Tienes que tener paciencia hasta lograr el sencillo pero difícil objetivo que se propone.

1.- Primero ubícate en un lugar cualquiera y observa durante unos minutos cómo tu atención va naturalmente de una cosa a otra. No es algo que tienes que dar por sobreentendido: tienes que observar el fenómeno.
2.- Después tienes que saber percibir los intervalos entre dos objetos de atención. Esto es exactamente como tratar de percibir las sombras del follaje en un árbol en vez del follaje. Tampoco es algo que tienes que comprender y aceptar intelectualmente; realmente tienes que hacerlo. Y es algo bastante más difícil de lograr que 1.-
3.- Sólo si lograste hacer 2 dibuja un cubo transparente. Sólo líneas. Trata de que realmente parezca un cubo.
4.- Nota cómo el cubo puede tener varias perspectivas. A veces es como si lo miraras de arriba, otras desde abajo. Si no es así, tienes que obtener el dibujo correcto.
5.- Ahora observa cómo tu atención alterna entre dos perspectivas opuestas. Enfócate en el cubo y logra eso.
6.- Si pudiste con 5.- entonces tienes una tarea más difícil: trata de mantener tu enfoque en el intervalo preciso entre las dos perspectivas posibles, antes de que optes automáticamente por una perspectiva u otra. Trata de mantener silencio mental y prosigue con este intento hasta lograr el éxito al menos un par de veces.
7.- Sigue practicando durante la semana hasta que el anterior paso te resulte cómodo de lograr.

Si de 1 a 7 tuviste éxito ya habrás notado que tu manera de trabajar mentalmente en los problemas o proyectos habituales ha dado un verdadero salto hacia adelante.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

El antídoto permanente

 

El problema básico que todos padecemos es la gran cantidad de automatismos que hemos incorporado en nuestra experiencia de vida. Estos automatismos cuando están activos no permiten el desempeño máximo. La solución es la lucidez, ya que actúa como un disolvente de estos hábitos paralizantes.

La lucidez nos libera de los automatismos pero es necesario desarrollarla ya que no es algo con lo que se cuente de manera garantizada, ni por genes ni por educación formal. La mente debe trabajar intencionalmente para desarrollar y asumir lucidez.

Para que la mente adquiera máxima lucidez hay que ejercitarla en:
 

  • La práctica de la meditación y la relajación, sin adormecernos. Es la llave del autodominio.

  • El pensamiento flexible y creativo. Ni la verdad ni la certeza deben ser tratadas como rocas.

  • Asumiendo una ética racional. La racionalidad nos asiste como para lograr tomar las decisiones óptimas para la mayor cantidad de entidades involucradas en una situación.

  • La capacidad de concentrarnos. Es el requisito básico de todo lo que podamos hacer.

  • La reflexión metódica, de sentido común y en buena lógica.

  • La capacidad de discernir entre igualdades, semejanzas y diferencias de importancia en lo que se nos presenta a la experiencia.

  • La capacidad de suspender el juicio en el proceso de captación de situaciones y eventos.

  • La no identificación automática con la realidad externa o interna. Esto sería el desapego controlado.

  • Restablecer en nuestra consideración el orden habitual de la cadena de tener-hacer-ser llevándolo a la disposición ser-hacer-tener. El egoísmo (un defecto de la capacidad de ser) es el subproducto de invertir el orden de la cadena haciendo que prevalezca el tener en primer lugar.

  • La voluntad para esmerarse en el intento de alcanzar el máximo desempeño en cada cosa que hagamos.

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Información y verdad

 

Entre la verdad y la información hay hechos y datos y no siempre la abundante información contiene hechos y datos correctos o pertinentes.

Asumiendo que todos queremos tratar con la verdad tenemos una escala que la ubica en la cúspide y que desciende a través de hechos y datos hasta el nivel de la información.

Pero lo que fluye en abundancia es información; sea en libros, periódicos, revistas, televisión, radio, Internet y también en las instituciones educativas. Para llegar a conocer la verdad tenemos que lidiar con suficiente información y saber filtrarle los datos y hechos. Entre toda la información debemos quedarnos con los datos correctos o pertinentes, y entre los datos debemos seleccionar los hechos correctos o pertinentes.

Trata de tener presente que:

  • La recomendación es no confundir al conocimiento de la información con el conocimiento de la verdad ni tratar con la información como si de la verdad se tratara.
     

  • Es más "saludable" para la inteligencia actuar en base a la precaución de que más información no es necesariamente más verdad.
     

  • Las precauciones deben servir tanto para los documentos como para las noticias como para los textos expositivos.
     

  • Necesitamos flexibilidad y paciencia. Sólo los hechos correctos podrían llevarnos a la verdad pero también es necesario considerar que no siempre estarán disponibles entre los datos que podamos hallar y seleccionar.

Una inteligencia con habilidad llega a asumir la necesidad de información como una necesidad real pero con conciencia plena de que hay que intervenir muy intencionalmente para poder llegar a la verdad.
 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Los ciclos dinámicos

 

Un ciclo significa un período de tiempo con un principio y un final. La acción es el movimiento físico, haciendo algo, y el ciclo dinámico sería cualquier movimiento intencional que ocurre en un período de tiempo.

Cualquier trabajo consiste en varios ciclos dinámicos que deben ser realizados. En otras palabras, tenemos movimientos para ser realizados en un cierto período de tiempo durante el día.

Un ciclo dinámico consiste en iniciar intencionalmente un movimiento (o proceso) físico y mental - continuarlo - terminarlo.

Podemos tener dificultad en comenzar cosas, continuarlas o completarlas; y uno sólo tiene éxito en la vida al grado en que sea capaz de comenzar, seguir y completar ciclos dinámicos. El caso es que pocas personas son hábiles para comenzarlos, seguirlos y completarlos, independientemente de lo que ellos intenten hacer.

Recomendación:
En cualquier ciclo dinámico hay una cosa a tener en cuenta. Primero, tenemos un pensamiento que va antes de cada acción física. En muchos casos las personas no ponen ningún pensamiento en lo que quieren hacer; por lo tanto, cometen el primer error antes de cada acción que emprenden. En otras palabras, no hay ninguna decisión de hacer algo y, por consiguiente, el ciclo dinámico real nunca ocurre o se completa.

Trata de mirar alrededor tuyo y encuentra algunos trabajos que hayas dejado incompletos. Revisa cada caso y encontrarás que no habías tomado una decisión conscientemente definida de terminarlo. Esta decisión consciente que uno hace antes de realizar cosas es la clave principal para equilibrar la habilidad para completar ciclos dinámicos.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Disminución del efecto TV

 

Nuestras sociedades actuales se caracterizan por imprimirle ritmo ultrarrápido a todo. Nada se toma el tiempo necesario sino que se pretende abarcar lo máximo posible en el menor tiempo disponible.

El descuido mayor hacia esta situación generalizada ocurre con el entretenimiento hogareño preferido: la televisión. En una columna de no más de 5 minutos se suele despachar cualquier tema, sea banal o de la mayor importancia. Ni siquiera los canales dedicados a la cultura y el conocimiento pueden cambiar esta política de rápido y superficial trato de los temas. Por otra parte, la televisión es verdaderamente adictiva y perjudica gradualmente tu capacidad de concentración, no importa lo atento/a que estés mirando tus programas favoritos.

Aunque parezca absurdo, es posible incrementar el poder de tu atención con sólo poner en práctica la siguiente recomendación: No mires televisión dos días a la semana. Puedes elegir cuáles días de la semana hacerlo pero una vez elegidos debes ser impecable: en esos días no enciendas el aparato, ni siquiera durante pocos minutos.

Esto tendrá un efecto que claramente percibirás como benéfico.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Primero entender, después complacer

 

Cuando nos encontramos con textos o discursos (clases o charlas) informativos tenemos que tener muy presente esta recomendación. Es muy difícil hallar textos con los que coincidamos en todo e igualmente difícil hallar aquéllos con los que estemos absolutamente en desacuerdo.

En general, hallaremos que la "realidad" de un texto o discurso informativo tiene mucha más profundidad que el mero gusto o disgusto que puedan causarnos algunas ideas. Un texto informativo o discurso informativo siempre es más complejo que una comida y jamás debiéramos tratarle como a tal.

La sugerencia es que, si leemos, atendemos una conferencia o escuchamos una clase, es mejor que lo hagamos con una sola finalidad: comprender. Antes que estar de acuerdo o en desacuerdo, de que nos resulte agradable o desagradable, está el objetivo de entender bien lo que se lee o escucha.

Esto plantea dos necesidades básicas importantes:

1.- Aprender a reservar o suspender el juicio aplicando y fortaleciendo la voluntad.


2.- Aprender a "garantizarnos" la comprensión con un método adecuado. (este es el principal objetivo de nuestra técnica de estudio.)
 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Fallas del pensamiento natural II

 

(Continuación del tip publicado con el mismo título).

He aquí la lista:

  • No siempre hay dos alternativas: Esto es una advertencia acerca de una de las variantes del pensamiento estricto. Pensar en términos disyuntivos te limita puesto que la existencia está repleta de tonos intermedios. Pensar compulsivamente en términos disyuntivos te lleva a falsas oposiciones y te cierra la percepción. Por la vía de la falsa disyunción entras en conflictos que no existen o llegas a conclusiones completamente arbitrarias. También perjudica a tu capacidad de asumir responsabilidad por el estado de tus relaciones interpersonales, ya que en los conflictos que se presentan rara vez es un miembro el único responsable. Es una de las fallas más sutiles y evitarla requiere de tu parte un aumento de tolerancia a las ambigüedades.
     

  • No siempre es acertada la visión de conjunto: Solemos pasar por alto a los detalles puesto que naturalmente tendemos a sintetizar la enorme cantidad de información que nuestro cerebro recibe de nuestros sentidos y de nuestra mente. Un excelente dicho es "Dios está en los detalles". Las sutiles señales de cambio son apenas detalles en la visión de cualquier situación. El lenguaje no verbal se basa en detalles. La excelencia es atención a los detalles. Llegar a una síntesis sin perder los detalles y mantener su importancia relativa es más difícil pero más productivo y profundo. Trata de mantener el equilibrio entre el análisis y la síntesis.
     

  • El consenso no siempre es apoyo: Esto es válido no sólo para las supersticiones y creencias absurdas "que la gente suele tener". Antes bien es una advertencia para que no te fíes del consenso que una idea tuya pueda tener. Recuerda que el consenso no es garantía de lógica ni de sensatez. Esto es algo tan válido para las creencias populares como para las creencias expertas. Vale para los desinformados tanto como para los académicos.
     

  • Las definiciones estrictas no son siempre útiles: Una visión estricta mata a la creatividad: un palo es un palo, no es una palanca ni una extensión para alcanzar nada. Recuerda que cuanto más flexibles somos al definir situaciones y cosas, más oportunidades podemos encontrar y menos obstáculos nos serán insalvables. Esto tiene una parte determinante en buena cantidad de tensiones y sufrimientos: si eres náufrago y no tienes nada más que lo puesto deberás improvisar o sucumbir a la desgracia por ser demasiado estricto; si haz de tratar con muchas personas distintas deberás tolerar y ser menos estricto acerca de cómo deben ser las cosas puesto que le harás la vida imposible a más de uno, y sin ahorrarte las molestias propias.

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Conexión

 

Todos tenemos clara conciencia de que el contacto real con el tiempo presente es escaso y discontinuo a lo largo de cada día. Cuanto peor sea la condición en la que nos hallemos, más efímeros son los momentos de buena sintonía y por espacios más dilatados. Esto es prácticamente un reflejo de nuestra capacidad de prestar atención.

El estar fuera de contacto con el tiempo presente es estar divagando en nuestros pensamientos, en el pasado o en el futuro. El estar bien sintonizado con el tiempo presente consiste en estar aquí y ahora, conscientes del entorno y de nosotros, pero sin extraviarnos con la atención.

Una de las actividades que ayuda a aumentar el contacto consciente con el tiempo actual y nuestra situación consiste en expandir imaginativamente las sensaciones de contacto físico de nuestros dedos con objetos que están fuera de alcance y que de estar al alcance no podríamos contactar de tal manera. Esto sólo es aplicable a objetos que estén en nuestro entorno, pueden ser edificios, automóviles, trenes, postes de luz o señalización, árboles, carteles, etcétera. La idea es mirar al objeto e imaginarnos que pasamos nuestros dedos por su superficie y tenemos las sensaciones táctiles correspondientes aunque imposibles. Por ejemplo: suponiendo que estamos en la calle imaginamos que pasamos nuestra mano por el frente del edificio de oficinas de 20 pisos que tenemos enfrente y sentimos la sensación en los dedos del contacto con los balcones, los vidrios de las ventanas, etc.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Comunicación profunda

 

No hay sustituto posible para la comunicación profunda y genuina; no obstante estamos bombardeados permanentemente de comunicación "light". Los lugares comunes y la comunicación prefabricada no pueden cubrir los beneficios de la comunicación genuina. Pero ésta, como todo lo excelente, hay que estimularla y desarrollarla.

Las relaciones superficiales sólo pueden propiciar una comunicación superficial. Así que si has de progresar en esto, sólo sirven las relaciones más profundas. Con ellos tienes que practicar.

Si quieres mejorar en tus relaciones tanto como en tu capacidad de comunicarte genuinamente comienza ya a practicar la comunicación con tus relaciones más íntimas. Puedes hablar con tu pareja o con tus amigos íntimos.

El truco está en que las relaciones intimas son el mejor estimulador y desarrollador de la comunicación genuina y profunda. No es muy práctico entrar en conversaciones profundas con extraños.

Un par de veces a la semana, tómate unos cuantos minutos para charlar con algún amigo o familiar. Comienza por los casos más fáciles y trata de progresar hasta poder entablar conversaciones con los que te resultan más difíciles. Nada más hacer esto y notarás que estás en una mejor condición para comunicarte en general.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Disolviendo automatismos

 

Como es lógico, asumimos que la mente hace muchas cosas en piloto automático. Y a su vez, estamos interesados en ganar un cierto control sobre varias cosas que la mente está haciendo automáticamente.

¿Cómo desarrollar esta capacidad de control en una semana o dos?

Uno de los trucos útiles para ganar control sobre algún aspecto automático es exagerarlo, haciendo más de eso conscientemente hasta que quede completamente bajo nuestro mando, o alternar entre aumentarlo y disminuirlo. Si tartamudeamos, por ejemplo, podríamos tardamudear más de lo habitual y después menos de lo habitual en secuencias alternadas hasta que consigamos un cierto control sobre ello.

Practica esto hasta desarrollar cierta habilidad:

Cierra los ojos y observa lo que ves. La gente tiene a veces cuadros mentales o post imágenes. A veces hay manchas como de "energía". A veces hay oscuridad y también notamos que hay una cierta "intensidad" en la oscuridad.

De lo que "veas" con tus ojos cerrados, sea lo que sea, haz una copia mental, tal como es pero alejada de ello. Esto podría ser sobre una pantalla alejada, o podría incluso ser en una copia tridimensional del espacio que estabas viendo.

Ahora haz más copias. Tanto a la derecha como a la izquierda. Delante de ti y detrás también. Encima y debajo tuyo. Mantente haciendo copias - con los ojos cerrados - hasta que notes que algo se disuelve o relaja. Sí, esa es exactamente la sensación que debes esperar.

Ahora abre los ojos. Préstale atención a distintas cosas en el cuarto hasta que te sientas cómodo/a. No te olvides de este paso.

Cierra los ojos otra vez. Procederás nuevamente a hacer copias de lo que ves. Esta vez, toma la copia y cámbiale los colores. Si algo es verde, transfórmalo en azul. Si algo es negro, llévalo a naranja, sigue cambiando los colores hasta que notes que algo se disuelva o relaje.

Ahora abre los ojos. Nuevamente préstale atención a distintas cosas en el cuarto hasta que te sientas cómodo/a.

Repite el procedimiento por tercera vez, haciendo algunas copias y cambiando varios colores en las copias.

Después de unas semanas podrás transferir esta capacidad adquirida y utilizar tu nueva habilidad para manejar un cuadro mental obsesivo o una creación automática de imágenes mentales negativas. Esto es enormemente útil si necesitas mantener un alto nivel de concentración tanto como si necesitas abstraerte de mensajes e ideas negativas que se interponen con tu desempeño. Es útil, como podrás ver, para disolver preocupaciones paralizantes y aumentar tu capacidad de hacerles frente y manejarlas.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Fallas del pensamiento natural I

 

Pensar con lucidez no sólo requiere de lógica, también requiere de sensibilidad, sentido común y realismo. Y eso es lo que se suele denominar como pensamiento natural.

La habilidad de cada cual con el pensamiento natural depende más del cuidado que de la inteligencia que se posea. En esta línea, es que te proponemos tener todas las precauciones posibles para no caer en las fallas más comunes del pensamiento natural.

He aquí una lista:

  • Correlación no siempre es causalidad: Que dos cosas ocurran simultáneamente o en sucesión inmediata no significa necesariamente que existe una relación causal entre ellas. A veces sí es así, pero en la mayoría de los casos no. Este pensamiento inmaduro es la base de gran parte de la estrategia en publicidad; por lo tanto, es terriblemente fácil caer en tal error.
     

  • Autoridad no siempre es corrección: Para pensar correctamente no existen "cotos" reservados a las "autoridades". No obstante, tendemos excesivamente a fiarnos únicamente en el criterio o juicio de los expertos, incluso en terrenos en los que no son nada expertos. Siendo que aún en los terrenos que les compete los expertos se pueden contradecir entre ellos con la misma convicción antagónica, confiar acríticamente en la opinión de las "autoridades" es otro vicio de pasividad plenamente instaurado en el que no debemos caer.
     

  • Contexto no siempre es soporte: En el pensamiento natural, tendemos inconscientemente a dejar que el contexto determine nuestro juicio acerca de algo que esté dentro del mismo. Esto disminuye nuestra capacidad de pensar libremente y es un vicio de comodidad intelectual muy frecuente en todo tipo de circunstancias ya que el contexto viene asociado a evaluaciones previamente elaboradas por otros. Este error se paga carísimo en nuestra civilización.
     

  • La generalizaciones no siempre son acertadas: Podemos caer en el error de generalizar en base a casos aislados y sin obtener toda la información posible acerca del tema en cuestión. No es un error menor ni es un error infrecuente. Todo lo contrario. Y, precisamente, los prejuicios no caracterizan a un pensador eficaz.
     

  • Estadística no siempre es conclusión: Las estadísticas se pueden utilizar mal, tanto para mentir como para decir la verdad. Frecuentemente confunden. Una broma popular al respecto dice más o menos así: En un universo de dos personas, si un individuo desayuna, almuerza, toma la merienda y cena siempre mientras que el otro individuo cada tanto sólo come algún pedazo de pan, el "promedio" estaría bien alimentado. Confiar ingenuamente en las estadísticas es otro peligro habitual para el pensamiento natural.

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Revisión de lecturas

 

Quizás no tengamos mucho gusto por la lectura. Pero es innegable que queriendo o no terminamos de leer enorme cantidad de cosas: diarios, revistas, anuncios en la vía pública, subtítulos de películas, documentos de procesador de textos, emails, conversaciones de chat, publicidad en la televisión, y algunas páginas - o muchas - de algún libro.

La mayoría de las veces no tenemos en claro el tipo de procesamiento que implican esas lecturas. Generalmente existe un desbalance natural entre las lecturas pasivas y las activas. Te proponemos tomar consciencia del equilibrio entre estos procesos ya que comprometen a una buena cantidad de unidades de atención.

Durante un par de semanas, día por medio, confecciona un inventario de lo que leas.

Especifica el tipo de textos:
Anuncios en vía pública y en revistas
Publicidades en cine y TV
Emails y chateos
Subtítulos de películas
Si lees algo en los tiempos de espera o viajes
Si lees algún diario, qué partes lees
Si terminaste de leer un libro
Si incorporaste algún libro, texto o documento de cabecera
Si algún texto te ayudó a resolver algún inconveniente
Si compartiste u obsequiaste algún texto
Si leíste algo con una finalidad concreta

La toma de consciencia de la proporción que mantienes entre las lecturas pasivas y activas ayudará en mucho a recuperar una buena cantidad de unidades de atención.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Autoestima inteligente

 

Las personas que confían en sus habilidades son más exigentes con su propia inteligencia. No renuncian fácilmente y someten sus mentes a continuos desafíos.

Y está demostrado que la confianza en las propias capacidades desempeña un papel fundamental en el grado de desarrollo de las habilidades mentales.

Aunque pareciera lo opuesto, las personas no valoran bien sus propias capacidades o no las reconocen en absoluto. Si a alguien se le pidiese que comente cuáles son sus mayores logros, es muy probable que diga que no ha realizado nada que merezca ser destacado. Y se equivocaría. Seguramente ha logrado realizar grandes cosas; lo que pasa es que no se atribuye ningún mérito por ello.

Lo demostraremos en ti mismo y de paso incrementarás la confianza en tus habilidades mentales.

  1. Toma lápiz y papel y empieza a confeccionar una lista de lo que sabes hacer. Si tienes problemas para pensar en esas cosas, comienza a revisar todas y cada una de las áreas de tu vida, y no sólo el trabajo o los estudios. Revisa también los deportes, los "hobbies", las relaciones personales, las actividades sociales, etc.

  2. Anota todo lo que se te ocurra que sabes hacer bien, aunque a primera vista te parezca poco importante. Deja de escribir cuando llegues a la docena de áreas.

  3. Revísa lo que hayas escrito buscando los 10 logros de los que te sientas más orgulloso/a.

  4. Analiza esos logros y determina cuáles de tus habilidades mentales contribuyeron más para obtener los buenos resultados.

  5. Realiza esta actividad una vez a la semana durante un mes.

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

 

La metáfora de la bestia

 

En todos nosotros existen consolidados una forma de ver la vida y una forma de responder a las dificultades. Ambos aspectos, en la gran mayoría, no están basados en la excelencia ni en el éxito. Es una simple acumulación de experiencias que llega a formar estos hábitos, independientemente de las consecuencias de rendirse a los mismos.

Como es muy probable que tengamos que enfrentarnos a muchos más problemas de los que ya hemos enfrentado en nuestra vida, he aquí una metáfora práctica para intentar no rendirse a las estrategias inconscientes.

Imagina que un hombre quiere entrar en su casa pero sabe que allí ha entrado una bestia peligrosa. Sólo existen 5 estrategias posibles para que este hombre tome una decisión:

1.- Atacar a la bestia para recuperar el hogar.
2.- Huir de su hogar y de la bestia.
3.- Evitar a la bestia y entrar por otro lado.
4.- Ignorar a la bestia y entrar como si nada ocurriera.
5.- Sucumbir a la bestia entregándose a ella o decidiendo no ingresar más a su propio hogar.

Es claro que de estas 5 posibles acciones una sola podría llevar a la solución: atacar a la bestia.

Huir, evitar, ignorar o sucumbir desembocan en el fracaso. Huir es no cumplir con el propio objetivo, evitar es postergar el problema, ignorar es aumentar el problema y sucumbir es abandonarse ante el problema sin intentar hacer nada.

Recuerda que la mejor solución dependerá previamente de tu estrategia ante el problema. Nunca podremos tener buenas soluciones huyendo, evitando, ignorando o sucumbiendo.

 

 

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Contención intelectual

 

Habitualmente se puede comprobar que las personas no tienen deseos de que les enseñen que están equivocadas o que ignoran algo; dolorosamente esto nos suele ocurrir con la gente más cercana.


Por duro que suene, a menos que seamos una persona de mucho renombre nuestros allegados no siempre estarán bien dispuestos a aprender algo de nosotros. A pesar de ello no debemos abrumarnos. Las cosas caen bien por su propio peso.


Pocas situaciones como las mencionadas mejoran a quienes intervienen en ellas, pues no suelen ser otra cosa que una resistencia y un prolongado intento de superarla. Con esto en mente, para obtener mejores resultados en las situaciones en las que deseas enseñar o corregir pero obtienes resistencias, intenta seguir estas recomendaciones:

  1. Ten siempre presente a las personas que a lo largo de tu vida te han aportado conocimiento o te han ayudado con una corrección oportuna. Intenta seguir el modelo de su actitud.

  2. Asegúrate objetivamente de tener la razón o la solución. Luego plantea tus ideas tranquilamente, sabiendo lo que dices y de forma organizada.

  3. Si al final convences a alguien de entrar en razón, corregir su error, o aplicar la solución, bien. Si no, el problema ya no es tuyo, sino del otro.

  4. Estas situaciones son sutilmente difíciles. Sólo es posible obtener un beneficio en tales situaciones si nos hacemos responsables por obtenerlo. Recuerda esto: casi siempre hay algo bueno en hablar con otra persona, aunque no variemos nuestro punto de vista. Como mínimo, veremos las consecuencias que tiene la falta de conocimiento y el rendirse a la mentalidad subjetiva. Una mentalidad subjetiva oponiéndose a nuestra corrección o razón nos permite comprobar hasta qué punto esa subjetividad y/o ignorancia destruye las posibilidades de la evolución intelectual.

  5. La no comunicación sigue la tendencia del error. La comunicación favorece la de la solución. Es más caótica la no comunicación exitosa que la comunicación sin éxito. Siempre será mejor comunicar que callar.
     

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Anti secretos

 

Toda actividad o esfuerzo de ocultamiento de nuestras experiencias, sensaciones, pensamientos y emociones significa atención estancada y reducción de capacidades. No importa que esto sea algo consciente o inconsciente. Cuanto menos ocultamientos procesa nuestro psiquismo más potencia está disponible para la actividad mental. Además, podemos alcanzar gran satisfacción en descubrir que podemos agradar a los demás tal y como realmente somos.

Para ayudarnos en esta línea de objetivos te proponemos unos ejercicios a realizar en un período de 15 días. Los ejercicios no tienen ninguna complicación. Son cosas que tienes que experimentar y además pensar acerca de ellas después de haberlas hecho.

  1. Pídeles a las personas que conoces que te hagan las preguntas más íntimas y reservadas que se atrevan a hacerte, y trata de contestarlas sinceramente.

  2. Confiésale tu admiración a una persona a la que admires.

  3. Díle a tu amigo/a más íntimo/a algo que admires mucho en él/ella y que nunca antes le hayas revelado.

  4. Repite los ejercicios 1 y 2 con la persona que amas.

  5. Díle a ese/a mismo/a amigo/a qué rasgo de él/ella es el que a ti te disgusta más.

  6. Díle a tu pareja el secreto que guardas que, al ser revelado, más podría poner en peligro la relación existente entre ustedes.

  7. Piensa acerca de las cosas de las cuales sientes más vergüenza actualmente. Supón que otra persona te ha revelado estas mismas cosas acerca de sí. ¿Qué le dirías a esa persona para aliviarle la incomodidad? Di tu consejo en voz alta.

  8. Haz lo mismo con las vergüenzas de tu pasado.

  9. Cuéntales estas cosas a tus amigos más íntimos (por lo menos a dos de ellos).

  10. Cuéntale las mismas cosas a una persona que te sea extraña (alguien con quien te encuentres en una fiesta o reunión social).
     

Recibe gratis estos tips quincenalmente en tu e-mail suscribiéndote aquí

 

 

Índice

 

 

 

Tips anteriores     Tips siguientes

 

Tu opinión nos interesa

 

 

 

Sección para la capacitación de emprendedores

 

Antivirus on-line, buscador, estado del tiempo

 

Curiosidades de la mente

 

 

Métodos de estudio, concentración y comprensión de textos

 

Boletín gratuito con novedades, artículos y promociones

Suscríbete gratuitamente

 

 

Home    Artículos    Mensa    Librería    Cursos    Tips    Links    Contacto    Suscripción    Presentación

 

Última modificación de la página: 13/11/2007

Copyright: © 2002, 2003, 2004 por Ment@t

Todos los derechos reservados acerca de, concepto, diseño, imágenes y contenido